Relámpagos Jean Echenoz

Other posts by

RELAMPAGOS, JEAN ECHENOZ

EDITORIAL ANAGRAMA

 

Conjugar la precisión y el olvido es difícil, pero Echenoz lo consigue, no únicamente en esta novela  que cierra la trilogía que ya iniciara con Ravel y continuará con Correr. Echenoz da vida, voz y palabra, amasando vida y ficción a tres grandes genios: el músico Maurice Ravel, el atleta Emil Zatopek y finaliza, con el inventor Nicola Tesla.

 

En Relámpagos, al igual que ya hiciera con los otros dos genios, busca completar la figura de un genio. No permite que la memoria se quede en el hallazgo, en la proeza o la grandeza del momento. Todo genio arrastra lastres o genera incomprensión o se degrada hasta ser invisible. Todo genio es humano, aunque en muchos casos se nos olvide. Y aquí reside la razón de ser de la obra de Echenoz en torno a estos tres personajes, y concretamente al que nos cita ahora: Nicola Tesla, el científico incomprendido, que trasciende toda frontera inimaginable entre un siglo y otro, porque fue el creador de la corriente alterna, por sus numerosos inventos que se adelantaron a su tiempo y en muchos casos, aprovechados por otros, dada su gran ingenuidad.

 

El aislamiento marca el final de Gregor, o Tesla, la novela da cuenta de algunos de los episodios más característicos de su vida: los experimentos en Colorado Springs, algunos de sus trabajos fuera del campo de la ciencia para ganarse la vida, la guerra de las corrientes con  Edison, los sucesivos robos de patentes, o la necesidad de estar en boca de todos como el genio que se consideraba y el que era. Pero el libro va más allá. Nos muestra el aislamiento de este personaje, en la trilogía está presente la incomprensión en Ravel por trasgredirr una época, en Zatopek que pasó de ser ovacionado por la masa a acabar como barrendero por posicionarse en la primavera de Praga. Pero en Tesla, o Gregor, el personaje va más allá, de la innovación en un arte o de un proeza deportiva y humana, se instala en un imaginario común mas potente, el del bien común que obsesionaba a Tesla: genialidades como la radio (robada por Marconi), rayos x, radares, robots…

 

Pero la leyenda engulle al genio, y como todo, y como en esta trilogía, la vida de estos personajes pasa de puntillas por el mero hecho de remarcar lo que inspiraron o consiguieron. Tesla se olvido de muchas cosas y su ingenuidad le llevo un paso más al aislamiento, a su vida regalada a los relámpagos y al teatro de pájaros que tanto cuidaba.

Echenoz, en esta magnifica novela editada por Anagrama, al igual que las otras dos que completan la trilogía, sienta a la mesa al genio, al científico tildado de loco (creyó escuchar voces extraterrestres en el desierto de Colorado en un experimento, la prensa ya se encargaría de encauzarlo por otros derroteros…), el científico e inventor que se vivía en lo ínfimo, en el detalle, en lo que al humano que no roza la genialidad, se le escapa; pero también habla del hombre, de los huevos que inexorablemente olvidamos llenar o queremos olvidar, porque no nos resultan trascendentes, pero todo va cogido de la mano.  Y con prosa brillante, rítmica y limpia de cualquier floritura nos adentra en ese espacio vacio donde Gregor, o Nicola, vivía bajo la protección de los relámpagos, trabajando oculto del mundo mientras creaba artefactos increíbles.

 

Ahora, dejen que Gregor (o Tesla), les cuente su historia. Y a Echenoz, le daremos las gracias porque si el genio permanece es porque, el hombre también debe hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco − 4 =

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

| Tips en Tricks