ILLUMINATI, La secta que secuestró al mundo

Other posts by

illuminatiILLUMINATI, La secta que secuestró al mundo

Autor: Henry Makow Ph D.

Traducción de AA.CC.MM.

Editorial Silas Green
Winnipeg, MB, Canadá, 2012

280 páginas

La primera obra y buque insignia del canadiense Henry Makow (1949, Zürich, Suiza) es un inmenso compendio sobre ese grupo creado en Baviera el 1 de mayo de 1776 por Adam Weishaupt y otros “intelectuales” y que con el tiempo degeneró en sociedades secretas, grupos herméticos, algunos de ellos antirreligiosos, cuyo principal objetivo ha sido destruir todo poder establecido, ya sea político, económico y religioso. A este colectivo se le denomina los “Illuminati” Las ramas de este “árbol”, según los estudiosos se han extendido hasta llegar a todos los ámbitos de influencia posibles. Para algunos son una leyenda urbana, pero, en cambio, para otros forman el “gobierno en la sombra” que está por encima de y detrás de los gobiernos democráticamente establecidos.

A algunos quizá les haya venido a la mente el término de “teoría de la conspiración” (e incluso el término peyorativo “conspiranoia” o “conspiranoico”), pero a modo de aviso diré desde ahora mismo que la obra de Makow está documentada de tal forma que leer todos los libros que el autor nos sugiere, o en los que ha encontrado información, nos llevaría unos cuantos meses, si no años. Y es que no estamos ante una obra sensacionalista, aunque debo confesar que el desasosiego que me produjo conocer y asimilar toda una serie de datos de fuentes muy fidedignas, fue realmente intenso.

Makow estructura su obra en partes bien diferenciadas, en cuatro libros (1. Banqueros, judíos y antisemitismo, 2. Illuminati, sabateos y los Protocolos, 3. Sionismo y holocausto y 4. La historia oculta), precedidos de un preámbulo, una presentación, una introducción y seguidos de un epílogo, en el que el autor explica a modo de “manual de supervivencia” cómo se puede luchar contra el Nuevo Orden Mundial con métodos intelectuales, psicológicos y espirituales. Y todo ello con una magnífica traducción en español, que contribuye a darle fluidez a la obra. En cualquier caso, en casi todos los pequeños capítulos, de apenas tres o cuatro hojas cada uno, se nos ofrecen hechos históricos y demostraciones de su existencia, así como la clave de su significado. Por otra parte, una ingente cantidad de citas textuales a obras de numerosos autores también demuestran sus tesis. Son estas obras libros de muchas épocas, algunos de los cuales podrían pasar desapercibidos y otros se intentaron olvidar o ignorar deliberadamente. Aquí entramos en el terreno de la conspiración: si los Illuminati nacen antes de la Revolución Francesa, conspiran contra la monarquía, contra la Iglesia y contra otros estamentos, o bien se infiltran en ellos, se trata del famoso adagio aquel según el cual “el mayor éxito del demonio es pasar desapercibido”.

No en vano la portada del libro (tanto en la edición en inglés como en español) muestra “el ojo que todo lo ve” dentro de una estrella de David y ambas dentro de un pentáculo invertido, el símbolo del maligno. Y es que Makow, en casi todos los capítulos de su obra, llega a la conclusión de que los Illuminati, ya sean un grupo compacto o bien grupos de sociedades secretas, constituyen una secta satánica. En estos grupos “no visibles” estarían la masonería en sus múltiples manifestaciones, los banqueros como “herederos intelectuales” de las sagas de los Rothschild y los Rockefeller, verdaderos amos del mundo “en la sombra”, determinadas realezas vinculadas por lazos de sangre y que entroncan con la monarquía británica e incluso llegando al otro lado del Atlántico. Algunos de estos grupos tendrían su centro neurálgico en la City londinense, verdadero “cuartel general” de la usura, la especulación y el poder. También estaría el sionismo, un concepto que él explica minuciosamente y que, según Makow, ha utilizado a los judíos en todas las épocas, pero especialmente en el Holocausto de la II Guerra Mundial, para contribuir a la creación del estado de Israel, uno de los feudos donde los Illuminati podrían avanzar más aún. En el tema del sionismo el autor de “Illuminati” otorga una gran autenticidad al libro de “Los protocolos de los sabios de Sión”, mientras que autores más escépticos (los que nos llaman “conspiranoicos” a algunos…), rechazan ese libro como una invención. También habla sobre el comunismo y el capitalismo, como creaciones de los mismos autores, con el único fin de generar conflictos, luchas sociales, guerras y beneficios económicos para los más avispados.

Todos estos grupos y otros muchos, ávidos de dinero, poder, sexo y con la consigna de la necesidad de la destrucción de gran parte de la población humana -recordemos el monumento de las “Guidestones” de Georgia-, se habrían confabulado (al final siempre alguien conspira contra alguien…) contra el ser humano, contra los ciudadanos de a pie, con objeto de que “la élite” (otra denominación de los Illuminati) controle y domine todos y cada uno de los aspectos cotidianos hasta llegar a su próximo objetivo: un único gobierno mundial, una sola religión, un único poder económico monopolístico… lo que se llama el “Nuevo Orden Mundial” y que ya Bush padre, entre otros, dejó caer en alocuciones públicas.

Muchas de las cosas que se cuentan en este libro producen auténtico terror, sobre todo, sabiendo que han sucedido realmente, pero que se han intentado “disfrazar” u ocultar. Hace pocos días fue el 50 aniversario del asesinato de J. F. Kennedy: unos días antes, en una alocución pública, había criticado a las sociedades secretas. Otras cosas que se narran en el libro ya han tenido lugar, pues no hay más que invitar al lector a que vea el tema del juego de cartas INWO (Illuminati New World Order) de Steve Jackson de los años 90, donde varios de los hechos de los que se plasmaron con imágenes han ocurrido después, a principios del siglo XXI, como los ataques a las Torres Gemelas (por no hablar de las dos guerras mundiales, “avisadas”, que no “pronosticadas”, por Albert Pike en sus cartas a Giusseppe Mazzini, masones ambos.

Cuando Makow habla de “secta satánica” o de “conspiración diabólica”, no se refiere tanto a unos cultos o rituales establecidos -que también- sino a unas prácticas de tipo político, militar, social, económico, etc. ¿Qué es una crisis económica de larga duración, como la que estamos padeciendo más que un “ataque diabólico” para minar nuestra prosperidad y nuestra esperanza?

Como conclusión, diré que Makow es un autor con elevados principios morales y éticos, que confiesa en su obra todo lo que ha decidido abandonar en busca de la verdad: cuando se sintió “engañado” por un sistema que no velaba por el ser humano, sino por el enriquecimiento y enaltecimiento de unos pocos, entonces ha sido cuando el autor canadiense se ha lanzado a denunciar los fraudes éticos y vivenciales y a proclamar que los Illuminati son “la secta que secuestró al mundo”, como afirma en el subtítulo de su libro.

La obra de Henry Makow es uno de los mejores manuales para poder conocer a nuestros “enemigos”. Y con eso espero que terminen los eufemismos al hablar sobre los Illuminati.

F.G.F.

Pueden leer la web de Henry Makow en los siguientes enlaces, donde habla de diversos temas y permite también la participación de sus lectores, otros autores, etc.:

• Página en inglés: (En esta página encontrarán un e-mail, por si desean comunicarse con el autor para posibles entrevistas, etc.)

http://henrymakow.com/

• Página en español:

http://henrymakow.com/espanol/2013/03/

■ Enlace a la página de Amazon donde se puede adquirir esta obra en español, así como otras de Henry Makow en inglés:

http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_ss_c_0_10/190-4761331-2798464?url=search-alias%3Dstripbooks&field-keywords=henry%20makow&sprefix=henry+mako%2Caps%2C635

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres × 5 =

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

| Blogator